Cómo protegerse económicamente en tiempos de coronavirus

protegerse económicamente en tiempos de Coronavirus

La pandemia que estamos viviendo no solo tiene consecuencias sobre la salud y el sistema sanitario. Son innumerables las empresas que se han visto obligadas a cerrar sus puertas y cientos de miles las personas que se han quedado sin ingresos.

La situación es muy compleja a causa de su alcance internacional y va a lastrar la economía durante un tiempo aún imprevisible. Lo que sí podemos intuir es que muchos negocios no volverán a abrir sus puertas, con lo que muchos trabajadores no podrán recuperar su empleo.

La falta de ingresos hará que miles de personas no puedan cumplir con sus pagos. Las deudas de las cuotas de autónomos, alquileres, seguros, hipotecas, suministros y créditos al consumo, entre otras, se acumularán en muchos casos, con las implicaciones que ello supone.

¿Qué podemos hacer como ciudadanos para protegernos económicamente ante la situación provocada por la crisis del coronavirus?

En primer lugar, debemos mantener la calma, pues tenemos a nuestra disposición mecanismos para hacer frente a estas circunstancias adversas. Uno de ellos es la Ley de Segunda Oportunidad. Te explicamos su funcionamiento a continuación.

La Ley de Segunda Oportunidad, una alternativa en tiempos de crisis

La Ley de Segunda Oportunidad o Ley Concursal es una solución legal para particulares, empresarios y autónomos que estén pasando por dificultades en estos momentos.

Una de las ventajas de esta herramienta es que no hace falta haber dejado de cumplir con tus obligaciones económicas. Esta ley contempla la situación de insolvencia inminente, es decir, que pueden acogerse a ella quienes prevean que no van a poder hacer frente a sus pagos en breve.

Es una forma eficaz de anticiparse y protegerse ante una situación por la que, desgraciadamente, van a pasar muchas personas.

¿Qué ventajas tiene acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Desde el momento en que un autónomo o trabajador se acoge a esta ley porque prevé una situación de insolvencia inminente, se beneficia de una serie de protecciones:

  • No se pueden iniciar ejecuciones singulares, judiciales o extrajudiciales
  • No se pueden poner en marcha procedimientos de apremio administrativo o tributario contra el patrimonio del deudor
  • Se impiden las acciones con objeto de recuperar bienes vendidos a plazos o financiados con reserva de dominio
  • No se pueden ejercer acciones resolutorias de venta de inmuebles
  • No se pueden poner en marcha acciones para recuperar los bienes cedidos en arrendamiento financiero

En caso de que decidas acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad una vez que se hubiera iniciado alguna de las acciones anteriores, estas quedarán suspendidas incluso aunque estuviese publicado el anuncio de subasta.

Como ves, el camino de la Ley de Segunda Oportunidad o Ley Concursal te protege hasta que la crisis haya pasado y puedas recuperar tu solvencia económica.

En Limpia tu Deuda podemos ayudarte a minimizar los efectos de la crisis del coronavirus si prevés que durante un tiempo no podrás hacer frente a tus pagos.

Si estás pasando por un momento complicado, no dudes en contactar con nosotros. Como expertos en Derecho, estamos a tu lado para asesorarte y protegerte ante la adversidad económica.