7 preguntas clave para entender la Ley de Segunda Oportunidad

7 preguntas Ley Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad surgió para dar respuesta a la necesidad de renegociar o cancelar sus deudas que tienen muchos particulares y autónomos. Aunque existe desde 2015, este procedimiento no es muy conocido.

En nuestro artículo de hoy damos respuesta a las 7 preguntas más frecuentes sobre la Ley de Segunda Oportunidad, que está regulada en el Real Decreto Ley 1/2015.

1. ¿En qué consiste la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad es un mecanismo para que particulares y autónomos que no pueden hacer frente a sus deudas puedan llegar a un acuerdo con los acreedores para establecer unas condiciones más favorables.

Uno de los puntos clave de esta ley es que, si no se llega a un acuerdo razonable, es posible solicitar el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI), es decir, la cancelación de todas las deudas. En ambos casos, es necesario cumplir una serie de requisitos que veremos más adelante.

2. ¿Qué pasos se deben dar para cancelar las dudas?

El primer paso consiste en intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores. Se puede solicitar una renegociación de las condiciones para devolver el dinero de forma más cómoda.

El segundo paso es vía judicial. Es el camino que se sigue cuando no se llega a ningún acuerdo. Será el juez quien determine la cancelación de la deuda.

3. ¿Qué ventajas tiene acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

La primera ventaja, y la más evidente, es que las personas que no pueden hacer frente a los pagos tienen una vía legal para mejorar su situación. Sin embargo, la Ley de Segunda Oportunidad tiene otras ventajas no menos importantes:

  • No hacer frente a las deudas con el patrimonio
  • No tener la nómina embargada de por vida
  • Acceder de nuevo a financiación
  • Disponer de tarjetas de crédito
  • Desaparecer de los listados de morosos

En definitiva, la Ley de Segunda Oportunidad es la llave que abre la puerta a empezar una nueva vida.

4. ¿Qué requisitos se deben cumplir para acogerse al procedimiento?

Esta ley está pensada para particulares y autónomos que cumplan una serie de requisitos para poder iniciar el proceso. Son los siguientes:

  • Intentar un acuerdo extrajudicial antes de iniciar el proceso.
  • No haber recurrido a la Ley de la Segunda Oportunidad en los diez años anteriores.
  • No disponer de patrimonio para afrontar las deudas o haberlo liquidado previamente.
  • No superar los cinco millones de euros de deuda en total.
  • No haber rechazado una oferta de empleo adecuada en los últimos cuatro años.
  • No tener condenas en los últimos diez años por delitos contra el patrimonio, falsedad documental, Hacienda, Seguridad Social o derechos de los trabajadores.
  • En el caso de los autónomos, no tener condenas previas por delitos económicos o sociales.

Para acogerse a esta ley, se deben ceder todos los bienes y activos, excepto los imprescindibles para el desarrollo de la actividad profesional. Una vez liquidados, se solicita la cancelación de las deudas en el juzgado.

5. ¿Cómo funciona el procedimiento?

La Ley de la Segunda Oportunidad se articula en dos pasos: acuerdo extrajudicial y exoneración de deudas por un juez.

El acuerdo extrajudicial, que tiene un plazo máximo de dos meses, se puede realizar con un mediador concursal, si así se desea. Consiste en proponer un plan de pagos razonable.

Si el acuerdo no fructifica, se solicita la cancelación de la deuda. Será el juez quien tenga la última palabra.

6. ¿Se pueden cancelar todas las deudas?

Existen dos excepciones: no se cancelan las deudas con Hacienda ni con la Seguridad Social. Tampoco se tienen en cuenta las deudas adquiridas a posteriori.

Uno de los puntos más importantes de esta ley es el que se refiere a las hipotecas. Según la legislación española, si la venta de la vivienda no cubre el importe de la hipoteca, el deudor debe afrontar la cantidad restante.

Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, se puede optar por la dación en pago, es decir, ceder la vivienda al banco, y cancelar la hipoteca restante.

7. ¿Cuánto tardan en eliminarse las deudas?

Las deudas desaparecen para siempre al cabo de cinco años. Durante este tiempo no hay que pagar nada. Simplemente, es el plazo estipulado para que los acreedores puedan solicitar una revisión en casos como:

  • Incumplimiento del acuerdo de pagos.
  • Ocultación de ingresos o bienes.
  • Mejora de la situación económica del deudor.

En definitiva, la revisión se puede solicitar si se entiende que el deudor no ha obrado de buena fe.

¿Te sientes identificado con esta situación? Consulta con nosotros y te ayudaremos a dejar atrás tus deudas para que puedas empezar de nuevo.