¿Realmente funciona la ley de Segunda Oportunidad? Caso ganado: cancelación deuda de 1.941.363,02 €.

Cuando nuestros clientes escuchan hablar por primera vez sobre las ventajas y posibilidades que ofrece la Ley de Segunda Oportunidad, son muchas las dudas y preguntas que surgen. Pero por lo general, siempre se llega a la misma conclusión: «no es posible que exista una ley que perdone todas mis deudas«.

Las preguntas que con más frecuencia nos realizan los clientes son: «pero… ¿cómo puede ser que te perdonen todas tus deudas?, ¿me estáis diciendo que ya no deberé nada a los bancos? o …y las entidades financieras, ¿no se opondrán al perdón de mis deudas?»

Nosotros aplicamos una ley que permite la exoneración o cancelación de la deuda, y es la llamada ley de Segunda Oportunidad. Ni los bancos ni otras entidades financieras pueden oponerse a la aplicación de la ley, y así lo demuestran los numerosos casos de éxito que hemos obtenido desde que apareció la Ley 25/2015 en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Solemos creer que no es posible conseguir la cancelación de nuestras deudas, y que el banco hará todo lo posible para cobrar todo lo que debemos. Pero hoy queremos exponer uno de nuestros últimos casos ganados basándonos en la Ley de Segunda Oportunidad. Recientemente ha salido la sentencia del caso de uno de nuestros clientes, al cual se le declara la exoneración (cancelación) de una deuda por un importe de 1.941.363,02 €.

 cancelación deuda Ley Segunda Oportunidad

cancelación deuda Ley Segunda Oportunidad

Hay que aclarar que una gran parte de estas deudas tenían su origen en la condición de avalista de nuestro cliente en varias empresas, así como diversos préstamos solicitados.

También queremos remarcar como en la Sentencia se detalla que:

  • “el pasivo anterior se debe considerar extinguido (perdonado)”
  • “la exoneración supone la extinción (finalización) de los créditos”.

Como se puede comprobar en la propia Sentencia, se deja muy claro que se perdonan todas las deudas, pues se extinguen los créditos. Con ello, ningún acreedor podrá reclamar una deuda que ya no existe.

¿Estás en una situación en la que no puedes hacer frente a tus deudas? ¿Las entidades crediticias están contactando contigo para reclamarte impagos? Si esta es tu situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, LIMPIATUDEUDA, y te informaremos gratuitamente de los pasos que podemos empezar a dar para defenderte ante esta situación.