¿Qué es y para qué sirve el Acuerdo Extrajudicial de Pagos?

acuerdo extrajudicial de pagos

En tiempos de crisis son muchos los autónomos, emprendedores y personas físicas que viven momentos de insolvencia. Para resolver estas situaciones de la manera más ecuánime posible se promulgó la Ley Concursal. Sin embargo, esta norma ha experimentado numerosos y profundos cambios desde su nacimiento para adaptarse a la realidad de la sociedad española.

¿Qué es el acuerdo extrajudicial de pagos?

El acuerdo extrajudicial de pagos es una herramienta prevista en la Ley Concursal para resolver las situaciones de insolvencia antes de llegar al juez. Para poner en marcha este mecanismo debe participar un tercero, denominado mediador concursal, que es el encargado de negociar un acuerdo con los acreedores

La Ley Concursal no solo sirve para las empresas. Las personas físicas pueden acogerse a este procedimiento siempre que sus deudas no sobrepasen los 5 millones de euros. Los empresarios, las personas que ejercen actividades profesionales y los trabajadores autónomos también pueden solicitar un acuerdo extrajudicial de pagos si no pueden hacer frente a sus deudas.

La ley contempla una serie de circunstancias que impiden acogerse a este procedimiento:

  • Personas o empresas que, en los diez años anteriores, hayan sido condenadas en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, socioeconómicos, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública, contra la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.
  • Personas o empresas que hayan llegado a un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores en los últimos cinco años. En este supuesto se incluyen quienes hayan logrado un acuerdo de refinanciación o hayan sido declaradas en concurso de acreedores.
  • Personas o empresas que ya estén negociando un acuerdo de refinanciación o con una solicitud de concurso admitida a trámite.

También quedan excluidas de esta posibilidad las entidades aseguradoras y reaseguradoras.

¿Cómo se solicita el acuerdo extrajudicial de pagos?

El primer paso para solicitar el acuerdo extrajudicial de pagos es acreditar la situación de insolvencia. Cuando la situación afecta a una persona física, es posible acogerse a este acuerdo cuando se prevea que no podrá hacer frente a sus deudas.

El siguiente paso es nombrar un mediador concursal. Este procedimiento se lleva a cabo mediante una solicitud en un formulario donde se debe incluir un inventario con el efectivo, los activos líquidos, los bienes y derechos, los ingresos regulares y un listado con los contratos vigentes y los gastos mensuales previstos.

En la solicitud debe figurar una lista con todos los acreedores, sus datos de contacto y las cuantías adeudadas.

Si el deudor es una persona jurídica, el mediador se solicita en el Registro Mercantil o ante la Cámara de Comercio. En el resto de casos, la designación se solicita al notario. El mediador es elegido de una lista elaborada por el Registro de Mediadores e Instituciones de Mediación del Ministerio de Justicia.

El mediador concursal debe elaborar una propuesta de acuerdo entre las partes, que debe incluir un plan de pagos y un plan de viabilidad con un calendario de cumplimiento.

Si la propuesta es aceptada por los acreedores, el mediador concursal será el encargado de supervisar su cumplimiento. En caso contrario, se solicita al juez la declaración de concurso.

Cuando se trata de personas físicas, la falta de acuerdo abre la posibilidad de la exoneración o cancelación total de las deudas contraídas.

¿Te encuentras en una situación de insolvencia y no sabes qué hacer? Consulta con nosotros y te explicaremos todo acerca de esta alternativa para cancelar tus deudas.